¿Es tan peligroso inhalar el “gas de la risa”?

By
Updated: August 3, 2015

El Blog

 

Un centenar de personas se manifestó este sábado a las afueras del Parlamento británico en rechazo de las nueva regulación contra las drogas del país y lo hicieron inhalando el conocido como “gas de la risa” (óxido de nitrógeno), una de las sustancias que el gobierno pretende prohibir.

El plan del gobierno contempla prohibir el comercio de todo tipo de sustancia capaz de producir un efecto psicoactivo y contempla penas de hasta 7 años de cárcel para quienes las vendan.

El gas de la risa se ha convertido en los últimos años en una popular droga recreativa.

Ver botes vacíos de gas de la risa a las afueras de los clubes británicos es común.

El mes pasado, se confiscaron más de 1.200 sólo en una noche de sábado en el barrio londinense de Shoreditch.

Fácil de conseguir

El gas se usa todavía como anestesia en las consultas de los dentistas y en los partos, pero más allá de esos usos legales, ha habido un vacío legal durante años.

El mayor riesgo al inhalar el “gas de la risa” es que el oxígeno no llegue al cerebro.

Hasta ahora, en Reino Unido era ilegar vendérselo a menores de 18 años si hay riesgo de que puedan inhalarlo.

Pero los adultos pueden obtenerlo fácilmente en internet y hay sitios que incluso lo promocionan, aunque para otros usos, como para la producción de nata montada.

Eso sí, si se echa un vistazo a los comentarios de los usuarios no es dificil ver alusiones a usos bien diferentes.

“Producto de calidad. Lo pedí el viernes y debía llegar el martes pero lo recibí al día siguiente. Muchas risas con los amigos en un festival… ummm quiero decir, en la cocina montando nata”, se puede leer en uno de los comentarios.

Riesgos

Pero, a la vez que se ha extendido su uso en Europa, han aumentado los llamados para alertar sobre sus efectos adversos.

La ley contempla penas de hasta 7 años de cárcel para quienes las vendan.

La Oficina Nacional de Estadísticas británica registró entre 2006 y 2012, nueve muertes vinculadas con el consumo del gas de la risa.

Y es que quienes inhalan la sustancia tienen el riesgo de quedarse inconscientes por falta de oxígeno en el cerebro.

De hecho, la mayoría de las muertes registradas fueron por asfixia y estaban relacionadas con el uso de bolsas de plástico para su consumo.

También existe el peligro de que el usuario se queme la garganta cuando el gas sale del bote, aunque es un riesgo poco común.

“Los jóvenes que toman estas sustancias están exponiendo su salud a riesgos excepcionales y quienes se benefician de su venta no tienen en absoluto en cuenta sus posibles consecuencias”, dijo el ministro británico Mike Penning.

Prohibición

Sin embargo, algunos expertos dicen que el número de personas que mueren de inhalar el gas de la risa es muy bajo en comparación con el número de personas que mueren por consumir otras drogas.

El gas de la risa fue descubierto en 1772 por el científico británico Joseph Priestley. Unos 30 años después, el químico Humphry Davy (en la foto) lo empezó a usar con fines recreativos.

Por ejemplo, en 2001 frente a una muerte por consumo de óxido de nitrógeno, fallecieron 2.652 por heroína y morfina, 112 por cocaína, 13 por éxtasis y siete por canabis.

Por eso, para algunos, la prohibición es injusta.

“No le toca al gobierno decidir lo que la gente puede usar o no”, le dijo a la BBC Stephen Reid, uno de los participantes en la protesta de este sábado que inhalaron el gas de la risa.

Reid, de 29 años, es el director de la Psychedelic Society que organizó la manifestación.

“Aceptamos que las drogas tienen riesgos, el óxido de nitrógeno tiene riesgos, pero hay un montón de cosas en la sociedad que tienen riesgos como los deportes extremos o el alcohol”, afirmó.

“Esas cosas no se prohíben rotundamente. Se deja a la gente que tome su propia decisión al respecto y eso exactamente igual se debería aplicar al óxido de nitrógeno”.

Mezclas y sustitutos

Pero para algunos críticos, los peligros son claros. Respirar en altas concentraciones de gas de la risa puede reducir los niveles de oxígeno en la sangre.

“En una noche de fiesta y un ambiente no familiar, hay riesgo de que la gente empiece a tener sueño mientras inhalan el gas y se desmayen”, afirma Anna-Maria Rollin, del Real Colegio de Anestesistas británico.

Además, el uso en exceso puede mermar las reservas de vitamina B12 y causar anemia o daños en el sistema nervioso.

Y la gente lo suele usar con canabis o alcohol, lo que aumenta los riesgos.

Pero, en general, la mayoría de los usuarios no lo consumen en grandes cantidades y en ese punto se trata de una “droga relativamente segura”, dicen los expertos.

Eso sí, apunta el doctor Owen Bowden-Jones, fundador de Club Drug Clinic, “es importante tener en cuenta que no es inocuo” y “algunos de los riesgos tienen que ver con la forma en que se toma y con qué frecuencia se hace”.

Quizás el mayor riesgo es que muchos jóvenes terminan inhalando gases que creen que son óxido de nitrógeno y en realidad son un sustituto peligroso.

 

 

Fuente: prodigy.msn.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>